La educación artística como herramienta para desarticular la promesa del paraíso, o ¿es posible hoy un modelo educativo sin la presencia de las artes?

01

Emily Floyd It´s because I talk too much that I do nothing 2002

«El capital financiero no fabrica mercancías como lo hace el capital industrial, sino que fabrica mundos. Mundos de signos a través de la publicidad y la cultura de masas. Si analizamos el capital como fábrica de mundos, las imágenes son invariablemente portadoras del mensaje de posibilidad del paraíso y de que algunos tendrían el privilegio de habitarlos.» Suely Rolnik, entrevistada por el colectivo Situaciones el 16/09/2006.

Seguir leyendo

j j j

De Cristina Pedroche a Carolina Bescansa: aprender a mirar como competencia básica del siglo XXI

01 bescansa

Estos últimos meses los medios de comunicación y por consecuencia directa, la sociedad civil, han tenido muy en cuenta tres imágenes. En la primera de ellas la presentadora Cristina Pedroche anunció las campanadas de fin de año con un vestido semitransparente que se convirtió en la noticia más comentada del inicio del año. En la segunda imagen, la diputada de Podemos Carolina Bescansa dio un golpe de efecto que revolucionó el congreso al ejercer su puesto profesional acompañada por su hija de pocos meses. Y en la tercera imagen, generada la semana pasada, el torero Francisco Rivera ha ocupado artículos y debates al publicar desde su cuenta de Instagram una foto con su hija de cinco meses en brazos pero en una postura bastante diferente a la de Bescansa, porque en vez de figurar sentado aparece de pie y no haciendo cualquier cosa sino toreando.

Seguir leyendo

j j j

Desplazar al objeto: la importancia de pasar de los instrumentos a la cultura del aprendizaje en el contexto del arte + educación

20151128182211_40296

Desde el 31 de octubre de este año que acaba, en Matadero Madrid está teniendo lugar una experiencia singular. Una experiencia a la que hemos llamado Ni arte ni educación  niartenieducacion.com y que ha sido comisariada por GED (Grupo de Educación Disruptiva de Matadero Madrid) y coordinada por Pedagogías Invisibles. Faltan ya pocos días para que termine (concretamente, el 10 de enero) y vamos a necesitar muchos meses para digerirla y analizarla.

Seguir leyendo

j j j

Deberes no, placeres sí. El significado del término “esfuerzo” en la educación del siglo XXI

00

Eva Kotatkova. Formación ambidiestra. 2015

Estaba tumbada en la camilla escuchando a Esther. Hablábamos de lo que yo debía empezar a hacer, de las herramientas que eran recomendables que pusiese en funcionamiento, de los pasos que tenía que dar. Esther hizo un breve silencio, trago saliva y me dijo:

“Pero ya sabes que no debes iniciar este proceso con esfuerzo, porque el esfuerzo solo conduce al fracaso

Nada más escuchar aquella frase, no la entendí muy bien, es más, pensé que se había equivocado porque año tras año, día tras día, mis profesores, mis familiares, mis superiores se habían empeñado en decirme justo lo contrario, se habían empeñado en decirme que “el esfuerzo es sinónimo de éxito”. La miré fijamente a los ojos y le dije

“Esther, ¿te he entendido bien?, ¿estás afirmando que el esfuerzo solo conduce al fracaso?”

A lo que ella me contestó que efectivamente no se había equivocado.

Seguir leyendo

j j j

Ni White Cube, ni Disney Land: reformulando la oposición entre los museos y los parques de atracciones

“El conocimiento no llega si el deseo no lo convoca”

Deleuzze y Guattari

00 Glen Ligon Give us a poem

Glen Ligon. Give us a poem

Creo que todos podemos recrear mentalmente la escena. Pensemos en que nos ofrecen una doble opción, ir a pasar el día a un museo o, por el contrario, ir a un parque de atracciones. Probablemente en nuestras cabezas rechinen dos mundos opuestos: en uno paseamos en silencio entre paredes blancas y guardas de seguridad que nos miran con recelo, mientras que en el otro mundo nos lanzamos gritando por una montaña rusa después de haberle reído las gracias a un probable inmigrante ilegal disfrazado de Mickey Mouse.

02 EMP

EMP (Experiencie Music Project). Seattle

El imaginario colectivo nos lleva a pensar que en el museo se da por supuesto que se genera conocimiento, un tipo de saber académico, legitimado, científico y muy serio; mientras que en el parque de atracciones ocurre lo opuesto y ese mismo imaginario nos ofrece un modo de diversión frívola, superficial y relacionada con un tipo de cultura (la baja) que no tiene parangón con la cultura académica que los museos producen. En resumen, podemos decir que lo que parece que diferencia a los museos de los parques de atracciones, es que la experiencia del museo es efectivamente de conocimiento mientras que en el parque de atracciones dicha experiencia no existe, aunque sí que existe la diversión.

Pero, evidentemente, este texto está siendo escrito para poner todo esto en duda.

Seguir leyendo

j j j