¿Por qué lo llamamos amor si es acoso sexual?

Imagina que estás tumbada o tumbado tranquilamente en el espacio público. Tus ojos están cerrados, tus brazos reposan a ambos lados del cuerpo, estás quieta, eres vulnerable. Puede que estés dormida o dormido, o puede que no. Pero, evidentemente, estás en un proceso de introspección. De repente, sin tu consentimiento, un desconocido o una desconocida te besa en la boca… ¿Cuál sería tu reacción?

Seguir leyendo

j j j

Educar a La Manada: aprender a pensar como razón de la educación artística en el sistema educativo

Me gustaría hacer el ejercicio de intentar recomponer la educación que han recibido los protagonistas del último escándalo judicial que nos asola. Me gustaría pararme un momento para reconstruir este sistema educativo en la que niños y niñas están siendo educados, en cuyas aulas pasan trece años, sentados en incómodos pupitres ocho horas al día, y donde parece que escuchan, toman apuntes y, probablemente, aprueban los exámenes.

Seguir leyendo

j j j